Desarrollo Sustentable

La Educación para el Desarrollo Sustentable se entiende como el desarrollo de actitudes, habilidades y conocimientos que permiten a niños, niñas y jóvenes tomar decisiones fundamentadas, responsabilizase por las acciones propias y colectivas, reflexionar y actuar para mejorar las condiciones de los actuales escenarios donde se desenvuelven, abordando los problemas sociales, económicos, culturales y medioambientales de su comuna, de su país y de la sociedad en general.

En este contexto, el Ministerio de Educación forma parte de la implementación de la Política Nacional para el Desarrollo Sustentable[1], la que busca constituirse en el marco referencial para el desarrollo de líneas estratégicas, desde los distintos sectores, que aporten a la construcción de una sociedad más sustentable. Su objetivo general es formar personas y ciudadanos capaces de asumir, individual y colectivamente, la responsabilidad de crear y disfrutar de una sociedad sustentable, y de contribuir al fortalecimiento de procesos educativos que permitan instalar y desarrollar valores, conceptos, habilidades, competencias y actitudes en la ciudadanía en su conjunto.

El abordaje transversal de la Educación para el Desarrollo Sustentable debe ser, necesariamente, desde todos los ámbitos de aprendizaje de la vida escolar, las asignaturas, la relación profesor/estudiante, el Proyecto Educativo Institucional, las celebraciones escolares y las actividades deportivas, entre otros. Ello permitirá tratar tópicos referidos a la protección de recursos naturales, los beneficios que estos otorgan al ser humano, la necesidad de conocer la naturaleza y sus dinámicas, valorar y respetar los procesos ecológicos, prever los resultados del trabajo y su impacto sobre el medio ambiente y la responsabilidad de las personas respecto de la construcción de una sociedad realmente sustentable, donde se respeta y valora la diversidad cultural, el género, la convivencia entre los diferentes actores de la comunidad educativa, considerando que todos somos importantes e interdependientes.


[1]Aprobada el 09 de abril de 2009 por el Consejo de Ministros de la Comisión Nacional de Medio Ambiente, CONAMA.